Recursos teóricos y prácticos sobre el color, de utilidad para su observación, enseñanza, aprendizaje, debate y aplicación en diseño de comunicación visual

Proyectacolor, retrospectiva del proyecto

Publicado por Ingrid Calvo, el Sábado 25 de Diciembre de 2010 en Artículos

Proyectacolor se gestó en marzo de 2008, dentro del ámbito académico como respuesta a una inquietud personal, basada en antecedentes recabados mediante encuestas e investigación, que diagnosticaban que la mayoría de los diseñadores y estudiantes de diseño chilenos, no se preocupaban de aprender a usar correctamente el color para su aplicación en la comunicación visual.

4518955733_655ceee3f1_o

Las preguntas que se formularon entonces, fueron claves en la concreción del proyecto, y constituyen materia de análisis en torno a cómo se enseña y aplica el color hoy en el diseño. Algunas de ellas fueron:

  • ¿Cómo es la formación en materias de color de los diseñadores chilenos?
  • ¿Qué contenidos constituyen la materia prima del color, y cual es la manera más eficiente de entregarlos, en la actual era de la información?
  • Estos contenidos, ¿se enseñan en las Escuelas de Diseño?
  • ¿Es posible encontrar estos contenidos en las bibliotecas?
  • ¿Se encuentran disponibles estos contenidos en los principales sitios y blogs de diseño?
  • ¿Qué cantidad y calidad de información relacionada con el color existe en español?
  • ¿Cómo lograr que el color sea reconocido como lo que es, una herramienta importante dentro de proceso creativo?

Algunas respuestas a dichas preguntas, revelaron que los estudiantes y por sobretodo una gran parte de los diseñadores gráficos chilenos desconocían los principios básicos para la aplicación del color. Otras, señalaban que la mayoría de estas personas había recibido una formación escasa sobre materias cromáticas y que esa formación habría sido estrictamente teórica. Todo lo anterior manifestaba en una subestimación de la real importancia de la aplicación consciente del color, limitándose a aplicarlo como una herramienta decorativa dentro del proceso proyectual. Con este diagnóstico, comenzaba la realización del proyecto.

IMG_2018

El primer paso en el desarrollo de Proyectacolor, fue recurrir a las principales y más confiables fuentes de la ciencia, el arte y la enseñanza del color. Sólo por nombrar algunos autores, en el proyecto convergen Newton, Goethe, Kandinsky, Itten, Gage, Albers, Birren, Kueppers, Munsell, Arnheim y Heller. La combinación de todos ellos, permitió generar una estructura de cuatro unidades básicas de contenido, denominadas bajo los títulos de Teoría del Color, Percepción del Color, Significados del Color y Aplicación que buscan nivelar el conocimiento básico sobre la ciencia del color.

Posteriormente, fue necesario adaptar el contenido teórico-práctico de estas cuatro unidades básicas de contenido a los nuevos medios digitales. Esto significó una revisión al material didáctico que forma parte del imaginario colectivo de la ciencia del color: un paseo por miles de años de círculos cromáticos y esquemas que han apoyado el estudio y explicación de dicha ciencia, y que han sido proporcionado por artistas, científicos, químicos, entre muchos otros, a lo largo de la historia.

Recopilados los esquemas e imágenes más idóneos para apoyar las cuatro unidades básicas de contenido, este material se adaptó, en algunos casos rediseñó y se traspasó a archivos de imágenes digitales. Con todo lo anterior los contenidos estructurados estaban listos para ser implementados en la plataforma.

Proyectacolor se concretó en la creación de una plataforma o herramienta para el aprendizaje del color, que contempla tres instancias: digital, presencial y mixta. Dicho de otra forma, el proyecto consiste en una tríada de comunicación visual compuesta por: una plataforma Web con recursos sobre color (instancia digital), un curso o Taller de color (instancia presencial) y una serie de objetos de aprendizaje digitales para ser implementados en el taller de color (instancia mixta).

La plataforma Web pretende ser un compendio de recursos sobre color, que permite el acceso inmediato a las cuatro unidades básicas de contenido, además de la rápida resolución de dudas y facilita la aplicación práctica de paletas cromáticas para determinadas necesidades de color en el de diseño. Para esta instancia se tomaron en cuenta conceptos esenciales como el planteamiento de contenido en pantalla, navegación, interactividad, utilización de interfaces, fines educativos o de traspaso de conocimiento o simplemente organización de contenidos.

El taller de color corresponde a un programa de 18 clases, que puede ser implementado completamente o bajo la modalidad de workshop de color, módulos que permiten acceder a grandes cantidades de usuarios distintos y así ayudar a la difusión del proyecto.

IMG_5031

Los objetos de aprendizaje completan la triada en su función de ser recursos modulares, adaptables e intercambiables, de utilidad para el apoyo visual de los contenidos y su atractiva implementación en las clases del Taller de color o workshop.

Esta triada está basada en la teoría, muy apegada a su bibliografía, pero además busca el conocimiento del color desde el manejo práctico de su técnica mediante interacción, experimentación y comparación. Es decir, desde la ejercitación de la percepción humana, para adquirir nuevos conocimientos y aptitudes, ya que conocer sus dimensiones físicas, armoniosas y psicológicas, significa la adquisición de nuevas competencias que otorgan al profesional del área visual, herramientas importantes a la hora de afrontar sus proyectos y de ejercer la disciplina.

El proyecto plantea la adquisición de los conocimientos básicos aplicados sobre color, garantizando su funcionamiento en la articulación simultánea de la triada completa. Los pasos porteriores a la concreción de la plataforma y la implementación de las cuatro unidades básicas de contenidos cromáticos, han considerado la constante evaluación del funcionamiento de la plataforma en las tres instancias diferentes que conforman esta triada. Esta evaluación ha consistido en la recepción de comentarios por parte de los usuarios, además de el testeo y aplicación de los recursos en la práctica, lo que ha propiciado su modificación y perfeccionamiento.

5239398365_573c867fe7_b

Proyectacolor está destinado a académicos, profesionales y estudiantes conscientes que hay pocos estímulos visuales tan poderosos como el color. Pero mucho más allá de eso, conscientes que el color influye en el entorno y modela la percepción, encierra complejas asociaciones y simbolismos, desata simpatía o antipatía, y transmite mensajes con la eficacia de las formas, las imágenes y los signos, sean tipográficos o icónicos. La filosofía detrás de este proyecto es “compartir conocimiento” de manera desinteresada, propiciando el aprendizaje personal y enseñanza del color además de otorgar recursos de apoyo a las disciplinas relacionadas.

Hoy en día, Proyectacolor pretende consolidarse como referente de compendio con recursos confiables, teóricos y prácticos sobre color, a nivel nacional y, por qué no, a nivel latinoamericano. Esta pretención se fomenta en la difusión del proyecto en las diferentes redes sociales, que han permitido agrupar a usuarios frecuentes del proyecto con quienes conocen al proyecto por primera vez, compartiendo impresiones, experiencias y comentarios.

workshops

Además, Proyectacolor ha sido presentado en 9 conferencias orales, en diferentes universidades, escuelas e institutos nacionales, además de participación en eventos tales como la reciente 4ta Bienal de Diseño, Chile se Diseña. Además se han realizado 10 workshops de “Experimentación Cromática” y “Lenguaje Cromático e Interpretación”, que han contado con la participación de más de 200 personas. También se ha difundido mediante el apoyo, organización y patrocinio de diversos eventos ligados a la comunicación visual.

Finalmente, no hay dudas de que el camino a seguir para Proyectacolor es largo, consciente de que queda mucho por hacer y que la recepción por parte de los usuarios ha sido muy positiva. Los próximos pasos para el proyecto podrían comtemplar la publicación impresa de las unidades básicas de contenido concretadas en un libro, o el desarrollo de objetos de aprendizaje impresos, la combinación del material didáctico con nuevos medios interactivos, o su implementación en otros idiomas.

El camino es largo, pero sin duda, lleno de colores.